Historias de vida

DE VALÈNCIA A ALMEDÍJAR

DE VALÈNCIA A ALMEDÍJAR

"Es otro estilo de vida y la escuela rural ofrece calidad"

«Durante el tiempo de confinamiento por el covid-19, se afianzó todavía más esa idea, sobre todo, por mi hijo, de 8 años. Vivir en un pueblo como Almedíjar es otro estilo de vida y, además, con una escuela rural, con pocos niños, brinda una educación de calidad»

Valentina Romero (32 años) diseñadora gráfica e ilustradora que llega al municipio con su hijo (8 años) con teletrabajo, para llevar adelante planes laborales vinculados a imagen corporativa y redes sociales de asociaciones, proyectos sociales o medioambientales y próximamente vinculados a la comarca, asesorada por personal técnico de la Federación. Todo por el futuro del pueblo y su relevo generacional. Este hecho fue clave para empezar el trámite de la reapertura de la escuela.

DE ALMERÍA A ARGELITA

DE ALMERÍA A ARGELITA

"Me gusta la tranquilidad y que mis hijos se críen aquí"

«Siempre me ha gustado la idea de vivir en un pueblo, la tranquilidad y que mis hijos se críen en ese ámbito» Otro de los municipios en los que se instaló una familia es Argelita, una de las zonas más despobladas de la Comunitat Valenciana, pero muy turística. Desde el programa REVIU y en colaboración con el ayuntamiento, se logró ubicar a Paola (40 años) y Carlos (42 años) una familia con sus dos hijos (de 6 y 12 años), con la idea de reabrir la escuela de cara al próximo curso. Actualmente, esta familia está trabajando para el ayuntamiento en tareas de jardinería y mantenimiento y, de cara al verano, quieren participar en la licitación del bar de la piscina.

DE VALENCIA A CINCTORRES

DE VALENCIA A CINCTORRES

"Es un cambio y mentalmente debes estar preparado"

En Cinctorres, han mostrado interés varias familias. Se realizaron aproximadamente 4 visitas, finalmente se ha presentado a la licitación del bar del municipio la familia de Gabriela (42 años) y Salvador (44 años) junto a sus dos hijas (De 11 y 8 años). De salir favorecidos en esta licitación, aparte de llevar el bar del pueblo, quieren realizar proyectos de gestión cultural y contribuir a la dinamización económica y cultural del municipio en apoyo con personal técnico de la federación.